Warsaw, the capital city

0

Policromía en Varsovia

0

Auswitch, camino a la muerte. No olvidemos

0

Restaurante Szara en Cracovia

Justo al otro lado de la calle donde está Zara en Cracovia, casualidades de la vida, está un restuarante que merece la pena, restaurante Szara.

El restaurante Szara se trata de un restaurante con una muy buena relación calidad / precio, en la plaza Rynek Główny 6, la plaza principal de Cracovia, con unas vistas sobre la Lonja de los Paños, maravillosas. Para ello, al hacer la reserva no se os debe olvidar pedir la única mesa que da a la plaza.

Un techo gótico, estrellado, una decoración un poco vintage y una comida afrancesada muy agradable.

El servicio muy amable….

Pero lo mejor, con diferencia, es ver el atardecer sobre la Lonja, a la luz de las velas,..

No te lo pierdas.

0

Judíos en Cracovia. No solo pasado.

0

Colofón en Cracovia

Termina un día intenso para el ojo, para el alma, para el corazón, para el paladar,…

¿Qué mejor colofón que un paseo en calesa por el casco antiguo?

Precio más que razonable y otra experiencia que llevarse en la mochila cuando se abandone esta preciosa ciudad polaca.

0

Oskar Schindler’s Enamel Factory

Cracovia enamora.

Si tuviera que elegir una ciudad de mi reciente baile, sin dudarlo elegiría Cracovia.

Y es que Cracovia enamora. Y una de las causas de ese amor a primer vistazo ( o al primer mordisco) es la fábrica de Oscar Schindler, Oskar Schindler’s Enamel Factory. Sí, la de la película .

A lo largo de los años he visitado decenas, probablemente cientos de museos, cada vez menos. Pero este me ha resultado especial. Lo que fue la fábrica durante la Segunda Guerra Mundial es hoy un museo interactivo, muy bien diseñado, lleno de detalles, de testimonios, de recuerdos,… que te hacen sumergirte en la realidad de aquellos años.

Y te encuentras sumergido en mitad del gueto, o viajando en el tranvía que pasaba de un lado a otro del muro o en la estación nazi de Cracovia,…

Y oyes de las personas que vivieron aquello, cómo era el día a día, su lucha por la vida, sus miserias, sus pequeños grandes triunfos,… en unos videos insuperables.

Una magnífica visita.

Un consejo doble que es único: sacar la entrada por internet y/o acudir a primera hora. Se evitan muchas filas. Además el aforo es limitado.

Está a las afueras pero se puede llegar andando perfectamente desde el centro. 

A la vuelta pasamos por el barrio judío, lleno de vida. Qué contradicción, ¿no?.

0

Desperation in Krakow

La fotografía original está en el Museo Fábrica de Oscar Schindler.

0

Waiting for customers

0

Krakow. A must see.

0

Jazz in Krakow

0

Those special bikes…

0

Sukiennice. Krakow.

Cracovia es una ciudad diferente. Las ciudades europeas se han ido formando, a lo largo de los siglos, alrededor del castillo del señor y de la iglesia, que con el tiempo a veces se transformó en catedral.

Pero Cracovia es diferente y el castillo que fue de los señores y con los siglos de los reyes de Polonia está en un alto.

Y como Cracovia es diferente, tampoco la catedral se encuentra en el centro de la ciudad, sino junto al castillo.

La Cracovia diferente tiene un centro neurálgico diferente. Y ese centro se llama Sukiennice, la Lonja de los Paños.

La lonja de los Paños o Sukiennice es un edificio renacentista y el auténtico icono de la ciudad de Cracovia.

Da forma a la zona central de la plaza del Mercado (en polaco, Rynek Główny) en el casco antiguo de Cracovia (que es Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1978).

Dispuesto según un eje norte-sur, sus fachadas opuestas son simétricas en relación a los ejes de las entradas.

Reúne elementos arquitectónicos de épocas muy diferentes, y constituye una síntesis global de la arquitectura de Cracovia.

Antiguamente fue un centro importante de comercio internacional de la antigua capital polaca. Los viajeros comerciantes se reunían allí para hablar de negocios y practicar el trueque.

Durante su época dorada en el siglo XV, el Sukiennice fue fuente de una variedad de importaciones exóticas de Oriente, destacando especias, seda, cuero y cera, mientras que Cracovia exportaba materiales textiles, plomo y la sal de las minas de Wieliczka.

Cracovia, la capital real de Polonia, fue una de las ciudades más impresionantes de Europa ya desde antes de la época del Renacimiento. Sin embargo, su prosperidad no duraría indefinidamente.

El declive de la ciudad se vio acelerado por las guerras y la política que llevaron a las particiones de Polonia a finales del siglo XVIII.

En el momento de la restauración arquitectónica propuesta para el Sukiennice en 1870 por el reino de Austria-Hungría, gran parte del centro histórico de la ciudad estaba decrépito. Sin embargo, un cambio en la fortuna política del reino de Galitzia y Lodomeria marcó el comienzo del renacer de locales de todo tipo debido a la Asamblea Legislativa de reciente creación o Sejm, y la exitosa renovación de la lonja de los Paños fue uno de los mayores logros de este período.

El Salón ha organizado un sinnúmero de actos con distinguidos invitados a largo de los siglos y todavía se utiliza para entretener a monarcas y dignatarios. El príncipe Carlos de Inglaterra y el emperador Akihito de Japón se dieron cita en él en el año 2002.

En el pasado, se celebraban fiestas en él , sobre todo después de que el príncipe Jozef Poniatowski hubiese liberado a la ciudad del imperio austríaco en 1809.

Aparte de su gran historia y gran valor cultural, la sala aún florece como un bullicioso centro de comercio, si bien ofrecen artículos a la venta que son muy diferentes de los de siglos anteriores (actualmente sobre todo recuerdos para turistas).

0

Polonia. Orgullo de una nación.

0

Cracovia es otra historia 

Nada más llegar a Cracovia te das cuenta de que es otra historia respecto a Varsovia.

Siendo las dos ciudades más importantes de Polonia, ni su pasado, ni su presente, ni probablemente su futuro, tienen nada en común.

Cracovia fue la capital polaca durante muchos años y ya se sabe que el reino, en cualquier lugar del mundo, conlleva boato, riqueza, palacios de los nobles, iglesias impresionantes,…

Cracovia se encuentra además próximo a Chequea, Alemania,… Y el influjo se nota en la ciudad.


Además Cracovia se benefició de que los nazis no se enseñaran con ella en la Segunda Guerra Mundial. Así que lo que ves es auténtico y no reconstruido como en Varsovia.

Así que Cracovia promete… Y mucho.

 

0

Solución habitacional para pájaros

0

Preparando la despedida de Warsaw

0

Así acabó la fiesta

0

Más allá de la barbacana de Varsovia

0

Maria Salomea Skłodowska-Curie​. Maria Curie

El próximo 17 de noviembre se cumplirán 150 años del nacimiento en Varsovia de Marie Curie, una extraordinaria mujer.

Fue una científica polaca, aunque nacionalizada francesa.

Marie Curie fue pionera en el campo de la radiactividad,

Fue la primera persona en recibir dos premios Nobel en distintas especialidades (Física y Química)y la primera mujer en ocupar el puesto de profesora en la Universidad de París. En 1995 fue sepultada con honores en el Panteón de París por méritos propios.

Nació en Varsovia, en lo que entonces era el Zarato de Polonia (territorio administrado por el Imperio ruso). Estudió clandestinamente en la «universidad flotante» de Varsovia y comenzó su formación científica en dicha ciudad.

En 1891, a los 24 años, siguió a su hermana mayor Bronisława Dłuska a París, donde culminó sus estudios y llevó a cabo sus trabajos científicos más sobresalientes.

Compartió el premio Nobel de Física de 1903 con su marido Pierre Curie y el físico Henri Becquerel.

Años después, ganó en solitario el premio Nobel de Química de 1911.

Aunque recibió la ciudadanía francesa y apoyó a su nueva patria, nunca perdió su identidad polaca: enseñó a sus hijas su lengua materna y las llevaba a sus visitas a Polonia.

Nombró el primer elemento químico que descubrió, el polonio, como su país de origen.

Marie Curie, una gran mujer.

 

0