cotilleando

5 situaciones para pasarse al enfoque manual

El enfoque manual fue durante muchos años el rey de los enfoques. Más aún fue el único tipo de enfoque.

Luego llegaron las reflex revolucionadas y el modo todo automático y los modos con prioridad de alguno de os parámetros y el enfoque manual fue perdiendo protagonismo.

Hoy en día, tras unos años de inicio a la fotografía, todo el mundo siente la necesidad de aventurarse a la fotografía en modo manual.

Pero, ¿Por qué usar el modo manual?. ¿Qué circunstancias hacen interesante el modo manual?.

Las cinco situaciones:

  1. La fotografía macro: se consigue un mayor grado de precisión.
  2. La fotografía de acción: nos da mayor agilidad y poder anticiparnos a la foto, enfocando previamente a donde sacaremos más tarde la foto.
  3. Situaciones con poca luz: Suponiendo que lo consiga, a la máquina le costará unos segundos muy valiosos el conseguir el enfoque y muchas veces éste será impreciso.
  4. Retrato: cuando las condiciones no son idóneas. Para tener la certeza de enfocar los ojos…. enfoque manual.
  5. La fotografía a través de un cristal (coche, tren,…) o de una celosía o una vidriera.
0