ayuntamiento

Ezcaray, de soportal a soportal y tiro porque me toca

0
ayuntamiento

Balcones floreados

0
ayuntamiento

Our identity sign

0
ayuntamiento

Nieve

0
ayuntamiento

Nieve de ayer

0
ayuntamiento

Behind the fence

0
ayuntamiento

The fountain of the church in Ezcaray. Just a detail of a universe.

fuente de la iglesia de Ezcaray

Ezcaray is the largest town in area in the Upper Oja Valley, set at an altitude of 813 meters, in an environment of peace and quite.

Ezcaray is located in the west area of La Rioja, where I live. Surrounded by mountains, woods and abundant water,

This town of less than 2000 inhabitants is a place to discover, a place to admire and feel, a place where to move practicing numerous sports (the ski resort of Valdezcaray is only a few kilometers), where to taste the best of the traditional and avant-garde gastronomy (The Echaurren restaurant has a Michelin star), where to enjoy relaxing or meeting.

It has been a reference in the textile sector for centuries (The Hijos de Cecilio Valgañón S.L. business is the continuation and legacy passed down by Cecilio Valgañón, who in around the year 1930 switched from making cloths on manually operated looms to making shawls, scarves, sashes and blankets.).

Do you still need more to visit Ezcaray?

It´´s only 14 km from Santo Domingo de la Calzada, one of the most important points of the Camino de Santiago, the medieval pilgrim route stretching from the Pyrenees to Santiago de Compostela in northwest Spain, where tradition has it that the body of Saint James the Apostle (Spain’s patron saint) is buried.

Still more?

Haro, the wine capital of Rioja, with its centuries-old wineries, its “chiquiteo area” (drinking one cup of wine from bar to bar), its museum of contemporary art … is just 35 kilometers along a  good road. The highway connects Haro with Logroño, Bilbao, Zaragoza, Barcelona, … 

The resources of the area have made its economic development possible for hundreds of years, despite being a bit out of the way, but at the same time so close…

If you have the opportunity, don´t miss it.

1+
ayuntamiento

Entering Privacy

Intimidad

0
ayuntamiento

Paseos en rojo por Ezcaray

Paseos en rojo
Paseos en rojo
0
ayuntamiento

Pimientos a secar. Como hace 400 años

trescientos

0
ayuntamiento

Tan diferente como preciosa

diferente

0
ayuntamiento

There is nothing more “local” than a wineskin

In response to The Daily Post’s weekly photo challenge: Local

wineskin

As our grandparents and our parents used to drink…

This wineskins kept the wine with the best temperature. It´s part of the soul of La Rioja.

If you forget the place you come from…

0
rio-oja

Cauce del río Oja a su paso por Ezcaray

 

Río Oja en cotubre
Río Oja en octubre de 2016

Vaya por delante que el río Oja, a su paso por Ezcaray, es una auténtica preciosidad.

Uno es consciente de que los ríos llevan menos caudal que antaño. Los embalses y presas cambiaron hace años el paisaje de nuestros campos, de manera irreversible.

Uno es tan bien consciente de que el cambio global está desertizando grandes zonas de nuestro planeta y que como no se tomen decisiones, nuestros descendientes van a vivir en un mundo mucho más inhóspito que el que nos ha tocado disfrutar a nosotros.

En ambos casos queda todo como muy lejano, o hacia el pasado o hacia el futuro. Pero cuando vas paseando por la preciosa villa riojana de Ezcaray en el mes de octubre, te acercas al río y compruebas, con estupor, que el cauce está totalmente seco, como en los peores días de agosto, te das cuenta que algo va mal. te rascas la cabeza, miras aguas arriba y luego aguas abajo, cruzas al otro lado sin ver el líquido elemento y te alejas hacia la antigua estación, meditabundo, pensando cómo sería el cauce del río que da nombre a tu región, ahora hace 100 años, cuando se inauguró el tren de Ezcaray a Haro.

Algo funciona mal en el paraíso.

0
ayuntamiento

Vacas en el paraíso

vacas-1
vacas
4+
ayuntamiento

El tren de Ezcaray a Haro cumple 100 años

olmos y robles-1
Estación de Ezcaray

Han transcurrido casi 100 años de la inauguración y casi 52 años desde la desaparición de uno de los ferrocarriles de vía estrecha que circularon por La Rioja hasta bien entrado el siglo XX; el otro, unía Calahorra y Arnedillo. El Haro-Ezcaray comunicaba entre sí varias localidades del valle del Oja: Haro, Casalarreina, Castañares, Bañares, Santo Domingo de la Calzada, Santurde-Santurdejo, Ojacastro y Ezcaray. La longitud total de la línea era de 34 km.

Las primeras noticias sobre el establecimiento del ferrocarril entre Haro y Ezcaray, aparecieron el 20 de junio de 1891 en el diario “La  Rioja”, reiteradas de nuevo en el mismo periódico, en 1898, mediante una noticia sobre el estudio de un “tranvía eléctrico” entre Haro y Ezcaray. Deberían de transcurrir 19 años  hasta que una comisión de vecinos de los municipios afectados por el proyecto de ferrocarril, recurrieran en Madrid, ante Miguel Villanueva Gómez, diputado del distrito, solicitando su mediación para hacer realidad el proyecto.

En 1898 varios industriales textiles de Ezcaray, encabezados por don Benito Gandasegui, auspiciaron la implantación de este ferrocarril. El proyecto estuvo ralentizado hasta el año 1908, en que se apro-bó la Ley de Ferrocarriles Secundarios o de vía estrecha.Aquel mismo año, don José Cebada Ruiz, ingeniero de caminos redactó el proyecto del tren Haro–Ezcaray.

En el año 1913, la concesión definitiva del proyecto recae en don Nicolás de Escoriaza y Fabro, ilustre personaje aragonés con acreditada experiencia en ferrocarriles, a quien se le remató la línea, basada en un capital de construcción de 3.571.296 ptas.

cabecera01Cuando se redactó el proyecto en 1908, se preveía atender a una población de 25.826 personas y se estimaban un total de 137.000 desplazamientos de viajeros al año. Otro capítulo nada desdeñable era el de las mercancías: el autor del proyecto puso gran énfasis en el mineral de hierro y cobre que podría transportarse desde las minas situadas en las aldeas de Ezcaray (lo evaluó en 179.000 Tm.), pero no tuvo en cuenta que precisamente en aquellos años se hallaban las referidas minas prácticamente en situación de quiebra.Y de hecho acabaron cerrándolas poco tiempo después, en 1910. En cuanto al transporte de productos agrarios, lo centraba fundamentalmente en los cereales, patata y remolacha, cuantificándolo en 79.000 Tm./año. En este aspecto no se desvió en excesoa de sus previsiones.

4-b612c1d5acLa línea atravesaba un total de 56 caminos y veredas, de los que solamente 8 disponían de paso a nivel con barrera controlada. Destacan asimismo los puentes sobre el río Tirón, en Haro y sobre el arroyo Malarriña, en Ojacastro, construidos a base de piedra de sillería, con una excelente ejecución.

El día 9 de julio de 1916 se inauguró el ferrocarril, asistiendo como máxima representación del Estado Don Miguel Villanueva y Gómez, quien desempeñaba el cargo de Presidente del Congreso de los Diputados y era asimismo diputado por la circunscripción de Haro-Santo Domingo.

Fue un día de gran júbilo para la comarca. El tren inaugural partió de Haro a las 9 de la mañana y se detuvo en todas las estaciones del trayecto. Por fin llegó el tren a Ezcaray, a las 12 del mediodía, en medio de un impresionante aguacero, dirigiéndose los invitados a la Iglesia Parroquial. Allí se ofició un Te Deum y posteriormente regresaron a la estación, donde en una improvisada tribuna pronunciaron los discursos de rigor el Alcalde de la localidad, don Arcadio Alesanco y las restantes autoridades invitadas. Después viajaron a Santo Domingo de la Calzada, donde les tenían preparado el ágape.

En los primeros años, el servicio de viajeros estuvo atendido por los denominados trenes “correo”, con vagones de madera de 1a, 2a y 3a clase y dos servicios diarios de ida y vuelta. Dichos trenes correo cubrían el recorrido entre Haro y Ezcaray en 1 hora y 34 minutos, (velocidad media = 22 km./hora). El precio del billete de 1a clase era de 0,10 ptas./km. y 0,055 el de 3a. Es decir, un viaje de Haro a Ezcaray en 3a clase costaba 1,90 ptas., lo que casi equivalía al sueldo diario de un peón o al valor de un Kg. de carne de cordero. En definitiva, un precio del transporte enormemente elevado.

Los jarreros, posiblemente, acostumbrados a ver las grandes locomotoras y trenes de vía ancha en la estación del Empalme, cuando vieron el de vía estrecha Haro-Ezcaray les pareció de juguete, una “bobadilla”, nombre con el que se conoció popularmente a este tren entre los de la zona.

En los llamados años del “estraperlo” (1940- 1948) pareció resurgir este ferrocarril, ya que muchas personas acudían desde toda la provincia para adquirir los sabrosos productos de la zona, ante la escasez de alimentos. Después se produjo un estrepitoso declive, a pesar de que en el año 1956 la Diputación Provincial quiso retomar la idea de convertir la vía en ancho normal, para que el enlace en Haro fuera el idóneo. No se consiguió, por falta de recursos económicos, a pesar del decidido apoyo de los Alcaldes. El final estaba próximo.

En 1962, tras muchos años de pérdidas, la Compañía presenta solicitud de suspensión de pagos en un Juzgado de Zaragoza, y más tarde –en el año 1963– en un Consejo de ministros presidido por Franco, se desestimó el Plan de Modernización propuesto por dicha Compañía. La sentencia de muerte estaba dictada, y los potenciales viajeros ya optaban decididamente por los medios de transporte por carretera (Empresas “López”, “Unión Alavesa”, etc.).

El 16 de enero de 1964, el ferrocarril de Haro –Ezcaray prestó su último servicio al público, después de 47 años y medio de vida. No pudo competir con los otros medios de transporte, ni asumir los impresionantes costes que suponía el trasbordo de mercancías en la estación de Haro– Empalme hacia los trenes de RENFE. Sus viejas locomotoras aguantaron gallardamente hasta su desguace de nitivo en los años 70. Poco antes de su desaparición, en el año 1962, daba empleo a 80 trabajadores. En el año 1948, tenía 101 personas en nómina.

ezcaray-2

Aún nos quedan los vestigios de algunas estaciones, como recuerdo. También la caja de la vía, que sirve para que los paseantes disfruten con las bellezas del paisaje merced a la denominada “Vía Verde del Oja”, dignamente acondicionada, y que constituye un aliciente más para los numerosos visitantes que acuden a esta sin par comarca riojalteña.

En los dos últimos años, con motivo del rodaje de la serie de televisión “Olmos y robles”, que discurre por tierras riojanas y de manera especial en Ezcaray, la antigua estación ha servido como casa de la guardia civil y los antiguos raíles han dado paso a los platós de rodaje,…
Para profundizar en esta parte de la historia os recomiendo el artículo de J.L. Agustín Tello, de donde está sacada casi toda la información recogida aquí: Tren de Haro a Ezcaray
1+
ayuntamiento

Earth is life

In response to The Daily Post’s weekly photo challenge: Earth

earth-1
Earth is life
6+
ayuntamiento

Vía verde de Santo Domingo a Ezcaray

ezcaray-6

6+
ayuntamiento

Sequía pertinaz

sed-1

puente sin agua

La época estival, las obras hidráulicas, el cambio climático,.. hacen que cada vez sea más frecuente el ver obras seculares como son generalmente los puentes, sin contenido, casi sin sentido.

5+
ayuntamiento

Solo una flor

 

flor-1
Solo una flor

Con los años, o al menos esa es mi experiencia, te van gustando menos los grandes perifollos, la decoración sobrecargada, el barroco,… y te vas volviendo más minimalista, más zen, más paz armónica sin elementos superfluos.

En la naturaleza pasa lo mismo, un jardín francés, con mil detalles, va dejando paso a un jardín inglés, casi irreconocible respecto a un paisaje salvaje.

Una flor aislada es el mejor ejemplo de perfección simple, sin añadidos, sin extras,… Nada más que una flor.

5+
ayuntamiento

Arte sacro en la calle

cruz-1
cruz
4+