uva

My guardaviñas. Home, sweet home

When things go wrong, when you think there is no way out, or if there is, it is bad, you need to seek shelter in a known place, where it is easier to find yourself and find answers to questions that seem unsolvable.

If I should have to choose one of those sites I would probably do it for the guardaviñas that gives my blog its name and that supposes the essence of what I try to show in this space of expression: freedom, tranquility, open space, shelter, my land, vineyards, endless light… a place where everything is possible: good jazz music, photos, Histroia, stories, my story, …

How not to love my guardaviñas with all that it entails ?. They are memories, they are unfulfilled dreams, they are personal reflections, they are commitments with myself, … it is probably me.

Thank you for always being there, my lonely planet, my guardaviñas.

0
uva

Loneliness

0
uva

Sinfonía de verdes

0
uva

El flat iron ….de Valencia

0
uva

Y de postreeee….

0
uva

Llamando, llamando… de globo a globo

0
uva

Huellas de extraterrestres. O quizás de gaviotas

0
uva

Summertime. Andrea Motis Joan Chamorro Quintet & Scott Hamilton

0
uva

La vida en fucsia

0
uva

Cuando se juntan dos dioses, automáticamente te trasladan al Olimpo

0
uva

Restaurante Canalla Bistró

Ricard Camarena abrió en octubre de 2012 este restaurante, a la sombra de su hermano mayor, con una idea más canalla y donde prime el eclecticismo sobre la cocina mediterránea, al contrario de experiencias anteriores. Y todo en un ambiente sin luz natural, casi como en un cenobio, donde vas a ser iniciado en algún rito especial, con grandes cabezas (no reales) colgadas de las paredes y sirviendo también de bandeja para alguno de los platos.

He tenido la suerte de ir regularmente a este santuario y de ir viendo el nacimiento, evolución,.. e incluso en alguno de los casos desaparición de sus platos.

Vaya por delante que soy un enamorado de la comida fusión (como en la música) y salgan a la mesa los platos que salgan, siempre termino satisfecho.

Ir al Canalla es como hacer un largo viaje, probando un plato de aquí y otro de allá. Y en todos los casos con sabor, sabor y sabor… Con un toque personal que es la aportación del autor pero que serían igual deliciosos en New York, Pekín, Cuzco o Roma.

Presencia de cítricos, de frutos secos, de picante,… todo con mesura, todo en su justa medida.

Y por si fuera todo esto poco, el bolsillo no se rompe a la hora de ver a la cuenta.

Una recomendación con mayúsculas si se va a Valencia donde Camarena tiene otras opciones, pero para mi gusto son incómodas y haciendo cola…. como el bar del mercado central o tienen un enfoque más mediterráneo y más orientado a las verduras, como el Habitual del mercado de Colon. El Ricard Camarena Restaurant, cuyo última presentación data solo de 2017 no lo conozco, pero el bolsillo ahí corre más peligro.

Valencia tiene mucho que ver y disfrutar. Y desde el punto de vista gastronómico es mucho más que arroces y anguilas. El Canalla Bistró así lo atestigua.

0
uva

Dalí en Andorra

0
uva

Ambiente

0
uva

El mundo a tus pies

0
uva

Baile de disfraces

0
uva

La ciudad del espacio… o algo menos

0
uva

No es Berlín. Es Toulouse.

0
uva

Rojo, amarillo y…. verde

0
uva

Toulouse. La ciudad rosa

0
uva

El león amigo de los niños

0